Triste

3/48

Recuerdo que la primera vez que hice una publicación en mis redes sociales aludiendo que estaba triste se burlaron de mí, no directamente, pero supe que alguien comentaba al respecto haciendo comentarios hirientes sobre mi proceso de tristeza. Me parece que la tristeza tiene una connotación muy negativa y al no ser empáticos con las personas rechazamos su sentimiento y lo polarizamos como burla o enojo.

Estar triste puede ser algo grave si no se atiende, si no se canaliza o si no se le pone la debida atención. Polarizar la tristeza solamente hace que se reprima y que después fluya en cantidades más grandes, en detonantes como el suicidio, consumo de drogas, compulsiones u otras conductas autodestructivas. Estoy consciente de ello, por eso te comparto que todas las veces que intentaba reprimir mi tristeza, literal, me la comía. Es tristeza fue una de las causantes de mi obesidad mórbida. 

Saber que se burlaban de mi por estar triste sin al menos preguntarme cómo me sentía, en ese momento, me rompió, porque las personas que creía que eran mis amigos en realidad no y pues tuve que buscar nuevos amigos, o personas con las cuales pudiera conectar. Me dolió y aun así reprimí mi tristeza. Con el paso de los años, la terapia y la auto observación he aprendido a no negarme a la tristeza siempre y cuando este consciente de que es transitoria, ya no TENGO TRISTEZA, solamente la experimento, eso hace más llevadero el proceso de transición. Lo cual es mucho más saludable para mí, también he aprendido a tratar la tristeza con humor como recurso para salvarme de mi mismo. A veces reír llorando también ayuda a ver otro lado de las cosas. 

En últimos días he experimentado mucha tristeza y uno de los grandes retos es hacer algo con ese sentimiento, desde decirlo públicamente hasta sentirlo en realidad para que trascienda, actividades como llorar, escuchar alguna canción que me recuerda esa pérdida o grabarme haciendo reflexiones de autoayuda principalmente para mí me ha salvado de las conductas autodestructivas (no todas, porque sigo trabajando en el proceso) pero cada vez son menos, solamente una vez tuve un pensamiento suicida pero entendí que era por mi tendencia a huir del dolor y de los problemas. Lo último fue manifestarme como triste, como bajoneado y decir ‘reconozco que me está pasando esto, lo tomo’. Sin miedo a que a que alguien pensara algo de mi, no soy el tipo de persona que pide ayuda, ésta vez lo hice, no me gusta la condescendencia pero esta vez me dejé querer, suelo huir de todo, ocultarme y desaparecer del mapa, pero esta vez tomé la decisión de enfrentarme a todo, con miedo pero con la intención de ver la luz y encontrar el tesoro en este regalo que me está dando la vida. 

No tengas miedo a experimentar tristeza y mucho menos a expresarla. Te sorprendería la capacidad de empatía de algunas personas, deja que fluya, que trascienda. Como dice uno de mis libros favoritos “Algún día todo este dolor te será útil”

Un beso,

A.

Write Comment...

Name

Email