Cómo disfrutar de tu sexualidad siendo gordo.

8/23

Ser gordo no tiene porque ser un motivo para no disfrutar de tu sexualidad, si ya lograste liberarte de los complejos o estás en eso, ser pleno sexualmente es un paso que tienes que dar. Y sobre todo dejar atrás esos tabúes que dicen que el sobrepeso o una panza prominente son impedimento para que llegues al climax de tu vida sexual. 

photo by: R A D R I G U E Z S H O P
IG: @radrigueshop

Seguro te preguntas ¿cómo puedo lograrlo? he leído muchos artículos que dicen todos los pro’s por los cuales un chico gordo es el amante perfecto, pero pocos o ninguno dicen cómo hacer para lograr esta plenitud y quizá sea un código entre nosotros, los hombres gordos, que no podemos revelar.

Seguro de ti  mismo

La gordura se nota, no hace falta que te cubras, si ya estas en el momento, DESPREOCUPATE, el chico o la chica con la que estás seguro ya le había echado el ojo a tus carnes, así que si llego hasta ese punto ya sabe a lo que le tira. Así que fuera ropa y fuera complejos, que se te vea TODO.  

Ponle empeño

Ser gordo no te exime de echarle ganas, nada más molesto que un dude que se tira a la cama sin moverse a modo de costal de papas. ¡Ponle flow! Éste es el momento para demostrar tus habilidades amatorias, besos, abrazos, caricias, cambios  de posición, sexo oral, unas buenas nalgadas y ¡bam! serás el dios sexual que ella o él esperaba.

Unas por otras

Hay que decirlo, algunos gordos acumulan grasa en la zona del pubis, lo que hace que todo pareciera más pequeño, busca una postura más cómoda y adecuada para que esto no sea un problema en la penetración. El asunto del tamaño del pene puede ser un dilema si le pones te concentras solamente en eso o si para tu pareja es muy importante. También esto puede ser una sorpresa a la hora de la acción (si es que no hubo un intercambio de nudes previo o alguna aclaración) Sin embargo el tamaño no tiene porque ser un impedimento para que DISFRUTES de todo el placer sexual. Así que ponte las pilas y busca alternativas o desarrolla otras habilidades: Conviértete en el master del sexo oral, implementa algunos juguetes para darle variedad o si de plano lo crees muy necesario comprate un «extensor» de pene, algo así como un condón que le dará un mayor grosor y extensión a tu miembro.

Domina varias posturas

Lo mejor de conocer tu volumétrico cuerpo es que sepas de qué lado te acomodas mejor para tener relaciones sexuales, la práctica hace al maestro y a medida de que domines más posturas le pondrás más variedad a cada encuentro. Algunas posturas pueden ser las siguientes:

Invertidos; ella o él, sentado sobre quién va a penetrar, puede cambiar la dirección (aunque ya no sería invertidos) pero eso le pondrá más cachondeo al momento. 

Movimiento lateral; ella o él costado en posición fetal, quien penetra está de rodillas atrás de quien esté acostado, se pueden colocar algunas almohadas debajo de la cadera para ajustarse, quien penetra debe hacerlo con cuidado y tendrá absoluto control.

Piernas volando; similar a la postura del misionero, quien es penetrado o penetrada debe tener unas almohadas debajo de la cadera y quien penetra estará de rodillas, eso permite controlar la penetración y que el placer sea mutuo.

No seas patán

Si ya llegaste hasta este punto seguro no fue por patán, entonces ¡no lo arruines! aunque sea un «one night stand» portate amable, termina, límpiate, recoge tus cosas, súbete tus pantalones y despídete con un beso cual príncipe encantador. Recuerda que una buena sesión sexual también se puede repetir, y no está de más una buena recomendación, haz que hablen bien de ti, porque esos rumores siempre corren rápido.

¿Se te ocurre alguna otra forma? Déjame un comentario.

A.

Write Comment...

Name

Email