Carta al amor de mi vida.

19/33

¿Cuántos de ustedes desean un amor para toda la vida?

Aún a pesar del dolor y de todo lo vivido sigo esperanzado que en algún momento me cruzaré con esa persona que me va a hacer suspirar y que no se va a rendir al primero fallo. He sido testigo de cómo se han caído amores tan sólidos que por ratos me siento inseguro de mi paso en éste mundo y en éste camino, he fantaseado con la idea de que tal vez mi otra mitad está del otro lado del mundo y he buscado felicidad en personas que no están tan seguras de nada.

Hoy en mi expresión más romántica decidí escribirle una carta al amor de mi vida, no sé dónde esté pero si alguna vez lees esto espero puedas conocer un poco más de mi con estas líneas.

Querido amor de mi vida:

Te escribo desde la orilla de mi cama pasada la media noche porque es cuando tengo el corazón más frágil y sensible para hablar, me duele un poco el trayecto de estas líneas porque no sé si existas, no sé si ésta carta te llegue a tiempo, pero lo haré con el corazón abierto.

Mi generación está muy rota, he visto muchas relaciones desmoronarse incluso las mías, cayendo en mil pedazos por el balcón. Entregué mi corazón a personas que solamente buscaban su beneficio y su satisfacción. Aún con eso no me arrepiento de nada, pero esas heridas ahora me han marcado y me hacen tener un poco de miedo y cautela para volver a abrirme.

¿Sabes? Te espero con muchas ansias, anhelo el momento de saber que eres tú quien estará a mi lado, que eres tú por quién voy a luchar y me convertiré en el guerrero vengador, pero también en tu mejor amigo, amante, protector y proveedor, alternando entre muchos lenguajes de amor. No te quiero mentir, este camino ha sido complicado, he tenido mis fallos y me he roto en muchos pedazos para después intentar unirme uno a uno. La recuperación ha sido larga y dolorosa también, pero siempre he logrado levantarme. Así que te pido que seas paciente conmigo porque ahora me cuesta mucho trabajo abrirme y mostrar todo lo que soy. Seguramente notarás muchos nervios en mi hablar y es que cuando me siento querido soy torpe para expresarme.

Otras veces notarás que balbuceo y eso significa que estoy buscando las palabras correctas para decir y, aunque a veces soy bruto e impulsivo, jamás te lastimaría. Con esto quiero decirte que no soy perfecto, seguramente te darás cuenta que cometo muchos errores, que me falla la conciencia y que a veces se me van las ideas pero quiero que sepas que nunca buscaría lastimarte deliberadamente.

Por otra parte, todas estas historias vividas y aprendidas me han llevado a buscar ser el mejor para ti y para mí., Sí, debo decirte que me he documentado, que he buscado muchas opciones de crecimiento para ser un buen partido, un buen hombre, el hombre que te mereces y aunque te recalco mis errores también quiero que sepas que soy alguien con muchas virtudes, te puedo decir que la inseguridad que arrastró me cegó por un tiempo pero ahora que veo puedo mostrártelas a ti, y es que no es fácil, pero estoy mejorando, creciendo y buscando ser.

Amor, seguramente tu camino también ha sido complicado, espero de todo corazón que podamos compartir todas nuestras historias y buscar un crecimiento para los dos, quiero caminar contigo pero que tu también camines conmigo, no quiero ser tu sombra ni que tu seas la mía, quiero que juntos seamos una fuerza.

Estoy dispuesto a quererte, a ponerte delante de mí para buscar que te realices, pero también quiero recibir lo mismo, me gustaría ser tu todo y que a la vez tu seas mi todo para siempre estar cumpliendo nuestros anhelos personales. Jamás te cortaría las alas y tampoco permitiría que cortarás las mías. Tal vez sea difícil pero siempre podemos emprender el vuelo juntos y aunque creo que algunas veces tu iras al sur y yo al norte, en algún momento de ese trayecto uno alcanzará al otro.

Me gustaría que me aceptaras tal cual soy, que no intentes cambiarme porque esto que tienes frente a ti es el trabajo de muchos y muchos años de preparación, así que puedes aprovechar todo el esfuerzo que he puesto en mi, yo por mi parte aprovecharé todo lo que tú eres, todo lo que has construido y si tú me lo permites, apoyaré todo lo que tú quieras renovar para ti, que te construya y que te haga ser mejor primeramente para ti.

Espero que tu camino sea leve hasta que llegues a mí, seguiré trabajando en mí, preparándome y esperándote, cuando llegues estará lista la cena.

Con amor
A.

Write Comment...

Name

Email